Uno de los desafíos más persistentes en las organizaciones de línea operativa es la falta de comunicación bidireccional entre la gerencia y los trabajadores de la línea operativa. Si bien la mayoría de los trabajadores de la línea operativa tienen un dispositivo móvil, muchos no tienen una dirección de correo electrónico estandarizada que pueda usarse para conversaciones de trabajo. El resultado es un canal de comunicación tradicional de arriba hacia abajo que se basa en posters, listas de verificación en papel y reuniones en persona.

Esto siempre ha sido motivo de preocupación, ya que puede ser costoso de mantener e ineficaz para comunicar actualizaciones importantes en tiempo real. Además, no proporciona ningún canal por el cual los empleados puedan comunicarse vertical u horizontalmente con el resto de la empresa. En la era de los cierres por el coronavirus y ahora de reaperturas, esto es más que un inconveniente: puede afectar significativamente las operaciones. Veamos más de cerca por qué se necesita una comunicación bidireccional y cómo implementar un sistema para tu organización.

La Mayoría de los Trabajadores de la Línea Operativa Carecen de Direcciones de Correo Electrónico Dedicadas

Muchas empresas batallan para proporcionar actualizaciones oficiales, y sin una dirección de correo electrónico asignada, la única forma de actualizar rápidamente una fuerza laboral grande y dispersa es por teléfono. El establecer una comunicación bidireccional plantea un desafío; los trabajadores de la línea operativa carecen de una manera fácil de pedir dirección y apoyo. Las actualizaciones de bienestar son aún más difíciles y resulta fácil perder de vista a los trabajadores o sus enfermedades y tiempos de cuarentena.

Digital Andon Cord funciona a la perfección en los dispositivos móviles de tus colaboradores, sin la necesidad de una dirección de correo electrónico asignada que la mayoría de los trabajadores de la línea operativa no tienen. Esto mantiene a los trabajadores y al personal en comunicación en todo momento, ya que les permite compartir información en tiempo real y reduce el riesgo de que se pierdan mensajes en el proceso.

La limpieza del dispositivo es otro problema importante que puede abordarse con una política de “traer tu propio dispositivo” (TPD). Esto no solo garantiza que los gérmenes no se propaguen innecesariamente entre usuarios y dispositivos, sino que permite una incorporación más rápida al sistema. Por otro lado, los dispositivos como gafas inteligentes son un problema importante debido a lo difíciles que son de limpiar.

Mantener Pautas de Distanciamiento Social

Para reabrir con éxito, las organizaciones con trabajadores de línea operativa deben seguir una serie de pautas, que incluyen la guía de la compañía, las pautas de la Secretaría de Salud y de las autoridades locales, así como recomendaciones de organizaciones internacionales. Si bien gran parte de la orientación es coherente en los niveles diferentes niveles, es muy difícil de administrar y muchas organizaciones implementan nuevas posiciones y herramientas.

Un gran desafío al hacer esto es la falta de herramientas de comunicación bidireccional. Para facilitar las pautas de distanciamiento social, las salas de reuniones, las listas de verificación en papel y la capacitación práctica deben reducirse y, en algunos casos, eliminarse por completo. Al aprovechar los dispositivos electrónicos personales con aplicaciones que admiten la comunicación entre todos los empleados en la línea operativa, se puede mitigar gran parte de esto.

Por ejemplo, puedes guiar a tu personal de la línea operativa con listas de verificación digitales paso a paso para auditar, verificar y corregir situaciones de forma remota con el apoyo de expertos. Mediante una lista de verificación digital, es posible que los expertos externos brinden orientación y verificación remotas a través de dispositivos móviles.

La Necesidad de Supervisión Remota

Trabajar de forma remota no debería eliminar tu capacidad de mantener el negocio en marcha. Por supuesto, la salud y el bienestar siempre deben ser lo primordial, pero además del tiempo que lleva recuperarse, los diagnosticados con coronavirus pueden permanecer en cuarentena durante semanas o incluso meses antes de que puedan volver a trabajar. Para los supervisores, esto significa más de un mes fuera de la planta. Es imprescindible poder supervisar de forma remota los equipos, comunicarse, coordinar y dar seguimiento.

La tecnología de comunicación bidireccional permite la orientación y supervisión remota sin limitaciones de tiempo y espacio. Utilizando la tecnología Digital Andon Cord para conectar a los supervisores con los empleados, independientemente de la distancia, los equipos pueden superar los desafíos de una cuarentena prolongada sin perder información valiosa necesaria en el piso. Si alguien tiene una pregunta, necesita retroalimentación o no está seguro de las instrucciones en una lista de verificación, el cable andon permite obtener esa información en tiempo real y continuar trabajando sin interrupciones.

Los Cambios Son Constantes

Como parte de la respuesta a la crisis del coronavirus, la Secretaría de Salud, las guías estatales, y las pautas empresariales están cambiando rápidamente. Semana a semana e incluso día a día, las regulaciones y los requisitos pueden cambiar a medida que la situación cambia en cada estado o ciudad. Este cambio apresurado requiere la capacidad de comunicarse con toda la empresa y adoptar nuevos protocolos lo más rápido posible. Las herramientas de comunicación adecuadas son una parte integral de esto.

Implementar una Solución de Comunicación Bidireccional

Para mantener a los empleados conectados, mantener el distanciamiento social, y abordar los problemas a medida que surgen, se necesita tecnología para cerrar la brecha durante estos tiempos difíciles. Andonix proporciona un conjunto de herramientas y soluciones diseñadas para detectar, monitorear y prevenir posibles brotes en el lugar de trabajo, mientras conecta a los empleados para apoyar sus esfuerzos.