México está en proceso de reapertura después de casi tres meses de cuarentena y aislamiento para protegerse contra la propagación del coronavirus. Han pasado tres meses difíciles y tanto las empresas como los trabajadores con problemas de liquidez están ansiosos por volver a trabajar, pero de una manera segura y sostenible. La nueva normalidad requiere que pensemos no solo en reabrir, sino también en permanecer abiertos y proteger a los trabajadores de la manera más efectiva posible.

La primera línea de defensa es el uso de mascarillas faciales. El CDC ha recomendado el uso de recubrimientos faciales desde principios de abril para ayudar a prevenir la propagación del virus, y el OSHA ha brindado orientación sobre el uso voluntario de mascarillass faciales en la línea operativa. Muchos gobiernos estatales y locales también han implementado requisitos adicionales con respecto al equipo de protección personal, especialmente mascarillas faciales.

En pocas palabras, si estás reabriendo y tus empleados estarán muy cerca unos de otros, se recomienda encarecidamente que usen mascarillas. Pero, ¿qué tipo de mascarillas funcionan mejor, cómo implementar un plan de este tipo para tu negocio y cómo evitar falcificaciones o pagar excesivamente? Miremos esto más de cerca.

Tipos de Mascarillas Protectoras para Trabajadores de la Línea Operativa

Existen efectivamente tres tipos de máscarillas: máscarillas de tela caseras, que se recomiendan para la mayoría del público que usa máscaras cuando salen de sus hogares, mascarillas de 3 capas similares a las mascarillas quirúrgicas que están diseñadas para evitar que el usuario expulse gérmenes y mascarillas KN95 que están diseñados para bloquear que el 95% de las partículas en el aire, incluidos los virus, lleguen al usuario.

Este último en particular debe reservarse para los trabajadores médicos que las necesitan en este momento. No solo son escasos, sino que se requiere capacitación y certificación especial para usarlos adecuadamente. Para uso masivo dentro de instalaciones de la línea opertiva, no serían prácticos.

Las mascarillas caseras y las mascarillas de tela pueden ser efectivas para ayudar a los empleados a evitar que los gérmenes se propaguen, pero no hay forma de garantizar que esas mascarillas se hayan fabricado o lavado correctamente antes de su uso. Para muchas organizaciones, especialmente las más grandes que suministran miles de mascarillas por día, las máscaras de capa triple son la opción más económica y confiable que esta disponible actualmente.

Uso Adecuado de la Máscarilla y Protección en la Línea Operativa

Cualquier cosa que no sea un respirador N95 no está diseñado para proteger al usuario de infecciones. Llevamos mascarillas porque minimiza la propagación de nuestros propios gérmenes cuando hablamos o en caso de toser o estornudar. Como resultado, la forma más efectiva de garantizar los mejores resultados del uso de mascarillas en tus instalaciones es que la usen tantas personas como sea posible.

Hay estudios que han demostrado que hasta el 25% de las personas que portan el coronavirus no muestran ningún síntoma, y ​​aún así podrían ser contagiosos durante varios días. Por eso es importante que la mayor cantidad de personas use una mascarilla como sea posible, para reducir el riesgo de que se propague, incluso cuando nadie muestre síntomas. Dado que los síntomas tardan hasta 14 días en desarrollarse en un paciente sintomático, el riesgo de un brote generalizado es alto incluso antes de que te des cuenta de que una persona estaba enferma.

¿Qué tan efectiva es una mascarilla para evitar que alguien propague gérmenes? Recientemente se han realizado varios estudios, y las personas enfermas han usado mascarillas en otras partes del mundo durante años como medida de precaución para proteger a los demás. Un estudio reciente de la Universidad de Hong Kong en Nature mostró que el 100% de gotas virales se detuvieron en el aire después de la exhalación. Aquellos sin mascarillas liberaron esas gotas durante 30% del tiempo.

Entonces sabemos que las mascarillas son importantes, pero ¿cómo deben usarse?

Si bien tener protección facial es importante, hay formas correctas e incorrectas de colocarse una. Los siguientes consejos generales son recomendados por los departamentos de salud estatales y locales:

Lávese Las Manos: Antes de ponerse una mascarilla, lávate bien las manos durante 20 segundos para evitar la propagación de gérmenes a la mascarilla.
Deja la Mascarilla en su Lugar: Pocos de nosotros estamos acostumbrados a usar mascarillas, por lo que es tentador ajustarla, quitarla para hablar con alguien o subirla y bajarla repetidamente para mayor comodidad. Pero para evitar capturar y propagar gérmenes directamente a tu cara, se recomienda dejar la máscara en su lugar siempre que sea posible y no ajustarla.
Limpieza vs Reuso: Las mascarillas deben limpiarse a fondo entre usos si son reutilizables. Esta es otra razón por la que muchas instalaciones buscan mascarillas desechables de un solo uso para garantizar mayores niveles de cumplimiento.

Compra de Mascarillas para Tus Instalaciones

Finalmente, está la cuestión de encontrar mascarillas para abastecer tus instalaciones. Si bien la mayoría de los tipos de mascarillas escaseaban al principio de la pandemia, y cualquier mascarilla N95 o quirúrgica que estuviera en stock se asignó a trabajadores de la salud, la cadena de suministro se ha recuperado en gran medida y hay muchas opciones para comprar mascarillas.

Eso puede crear desafíos, especialmente cuando se trata de encontrar una mascarilla de alta calidad sin romper el cochinito. Un vistazo rápido a Amazon mostrará que docenas de diferentes opciones de mascarillasa de 3 capas de diferentes fabricantes tienen precios muy diferentes, desde unos cuantos pesos hasta veinte o más. Aquí hay dos cosas a considerar: primero, la eficacia de la mascarilla. Debe provenir de un proveedor confiable para garantizar que sea auténtico y efectivo. El segundo es el precio. Las compras de pequeños volumenes limitan el tipo de descuento que puedes encontrar en las mascarillas, pero las opciones al por mayor no son necesariamente mejores. Los precios aún varían enormemente y algunos proveedores están teniendo más facilidad que otros para obtener el volumen que necesitan sus clientes.

Es importante investigar las mascarillas que compras para asegurarte de que tengan un alto nivel de calidad y que el precio coincida con las necesidades de tu organización.

Safely Pass está trabajando con compañías en todo Estados Unidos para apoyar sus esfuerzos para reabrir y permanecer abiertos. Como parte de eso, recientemente lanzamos Safely Pass Storefront donde puedes comprar mascarillas de triple capa directamente o solicitar soluciones especiales de precios empresariales para pedidos de gran volumen. Aprende más aquí:

CTA